jueves, 28 de enero de 2016

Aprendamos a aprender

El proyecto surgió como una propuesta práctica para satisfacer una necesidad concreta de orden social, cultural y político: equidad en el acceso al conocimiento, y no simplemente a la escolarización básica, reducida al hecho de ocupar un pupitre durante determinado tiempo y espacio, bajo contenidos “enlatados”, servidos en rígidos ritmos y estilos de enseñanza.

En 1976, publiqué un folleto titulado "aprendamos a aprender", en el cual hacía algunos análisis del proceso de aprendizaje y recogía algunos de los juegos que había desarrollado hasta el momento.

Seguí echándole cabeza al asunto, debía haber una manera más fácil y dinámica de aprender a leer, a escribir y a entender los números.

En 1972 viajé a Venezuela como becario de la OEA en un proyecto multinacional para desarrollar ayudas pedagógicas. Allá conocí a un editor alemán que tenía un material didáctico basado en un juego de fichas. De inmediato capté que algo así era lo que había estado buscando y le anuncié que le enviaría el modelo de un juego para el aprendizaje del español. Él y su casa editora se entusiasmaron con la idea. Le trabajé largo tiempo y mandamos el modelo del juego a Hamburgo, donde fue analizado y aceptado sin modificaciones por un comité técnico. La primera edición del abcdespañol, el juego de la lectoescritura  salió al público en 1982. Ese mismo año fue presentado en la Feria Didáctica de Hamburgo, donde obtuvo mención especial.

 

En 1983, a raíz del reconocimiento obtenido por el abcdespañol  en la Feria Didáctica de Hamburgo y de una mención especial en el Concurso Nacional de Ciencia organizado por la Fundación Alejandro Ángel Escobar, la periodista María Teresa del Castillo -en ese entonces editora de la Revista del Jueves de El Espectador- se interesó en hacer un reportaje. 




Ese artículo llegó a manos de la Comunidad de Hermanas Vicentinas, que adelantan su misión apostólica en áreas rurales y urbano-marginales de todo el país. Ellas se entusiasmaron con la propuesta y me escribieron contándome que querían conocer más a fondo la metodología del juego. 

Con las Hermanas Vicentinas hicimos un taller en la Escuela Normal de Caicedonia y ellas se han encargado de poner en práctica el abcdespañol  en sus programas de alfabetización por todo el occidente colombiano, hasta el día de hoy.



Apartes de estas notas son tomadas del libro "Colombianos que Cambian el Mundo" del Grupo Planeta, Editor Roberto Gutierrez.






1 comentario: